dimarts, 17 de desembre de 2013

DICIEMBRE DE AUSENCIAS


Al meu avi, Josep Garcia Roca (A mi abuelo)

La hoja de diciembre brilla ya en el calendario
sinónimo de fiestas y frío,
de comidas abundantes y luces traicioneras
y este año llega con tu ausencia asesina.

Te fuiste, y que quieres que te diga,
no me acostumbro a tu silencio,
me cuesta encontrarle ahora el sentido
a las celebraciones y a la palabra familia.

Te echo de menos, y este invierno es duro,
quema como nunca este viento y esta lluvia
y las calles son postales de nostalgia,
por las que ando tropezando en el pecado de siempre.

Se me quedan las palabras enganchadas en los dedos,
ya no fluyen sobre el papel
y se duermen dentro de mi como un veneno
que aletarga cada sueño que se quedará por cumplir.

Me gustaría poder contarte algunas cosas:
como van los recitales que andan llenándome
poquito a poco 
mi agenda últimamente
o la victorias de tu Athletic, que este año va lanzado.

Me gustaría poder recitarte este poema
a media voz
una tarde de domingo
pero tu sillón está vacío
y yo y mis historias,
hoy
un poquito más solos.


Diciembre 2013


dimarts, 3 de desembre de 2013

ÚLTIMA LLAMADA

Vuelvo al Taller. Los recitales y su preparación me roban el poco tiempo libre que me deja el trabajo. Últimamente he estado acompañando a David Moya en su concierto en La Fada Ignorant (Andorra La Vella) y en un colegio de Sabadell, apoyando el bonito proyecto Cantautors al pati de l'escola. También sigo presentando por bares y rincones el disco-maqueta de poemas musicados El equívoco del poeta, con mi hermano emocional Mike LaMotta. Y hasta hemos estado en la radio hablando del proyecto!! Así que como ven, noviembre ha sido un bonito mes, muy completito!

Hoy os dejo por aquí un poema aún inédito en el blog pero que ya tiene casi tres meses de vida. Habla de aquel momento en que ves como la relación con tu pareja está a puntito de romperse, que pende ya de un hilo muy fino... y haces una última llamada. De socorro, buscando la salvación de todo aquello que fuisteis. A ver que os parece!! Un abrazo fuerte!



Aquella era la última llamada a embarcar
en el viaje de estar juntos.
Intenté que te dieras cuenta,
pero creo que tu estabas distraída viendo aviones pasar.

Me hubiera gustado tanto que me escucharas.
Hubiera sido tan feliz si me hubieras entendido,
aunque sólo fuera por un momento.

Pero está claro que las palabras no son lo mío
y fui incapaz de hacerte ver 
que seguir así nos arrojaba al vacío,
que era ir a toda velocidad en una vía muerta.

Dejamos caducar la magia;
yo construyendo huidas y futuros,
tu encerrada a calicanto en tu presente.

Y los poemas del salón
cada día estaban más marchitos.



11 de septiembre de 2013