dijous, 21 de maig de 2015

LAS COSAS SIN TI


Te echo de menos
y a Barcelona hoy le ha dado
por levantarse triste y gris.
Llueve a ratos,
las gotas caen suaves
y de forma intermitente,
como lágrimas tímidas
que se intentan esconder.

Todo se vuelve
(aún)
más complicado.
El trabajo se hace pesado,
cansino y repetitivo,
las horas pasan lentas
y este mes cobraré con retraso.
El dolor en el tobillo
no deja de empeorar,
tendré que ir olvidándome
de jugar al fútbol...
y mi Valencia,
que este año iba bien,
se ha empeñado
en jugárselo todo
en la última jornada.

La salud de mis padres
sigue flojilla,
vamos arriba y abajo
con pruebas y médicos;
los hospitales con la derecha
están que dan pena.
A ver si en las próximas elecciones
retenemos la memoria
y aprendemos a votar.

Ya ves cariño,
así están las cosas por aquí.
Igual de jodidas que cuando estás
pero mucho más insoportables.



19 de mayo de 2015