dimarts, 4 de juny de 2013

MELANCOLÍAS DE PARÍS

Por fin os dejo por aquí un poema, empezado hace casi dos años y terminado hará cosa de un par de meses. Habla de aquel París de sueños y revolución que ardió a finales de los años 60 y también de una historia de amor. Esperaré vuestros comentarios con mucha ilusión después del tiempo de ausencia. Abrazos!

He levantado la alfombra del salón
y he encontrado un montón de sonrisas,
de palabras pronunciadas por nuestros labios
cuando el alcohol no era remedio a la nostalgia.

He encontrado unos versos irregulares,
medio muertos en una vieja libreta
de cuando París nos regalaba sol y lluvia,
de cuando el Sena era nuestro nido.

Hablaban de ti, y de tu pelo volando
cayendo sobre mi pecho.
Hablaban de mi, y de mis errores,
hablaban de nosotros, de nuestro milagro.

El mundo vivía en revolución,
teníamos los sueños quemando en la piel,
teníamos las palabras más bonitas,
teníamos recetas y quizá la solución.

Entre gritos y pancartas
en cada una de las calles,
tus besos, tus caricias eran la mejor arma
para soñar en mañana, para crear un mundo nuevo.

Fuiste la esperanza de la victoria,
la promesa de una noche estrellada y eterna.
El motivo para conquistarlo todo,
eras mi revolución.

Pero desde ese día, desde ese avión,
solo han crecido las arrugas en mi corazón,
las manifestaciones acabaron
y también el camino de tus dedos en mi espalda.

Te marchaste y todo ese sueño quedó huérfano.
Poco después aquel París de la Comuna y la Sorbona
acabó vencido, volvió el gris matando los colores de la calle
y el ron se convirtió en mi mejor amigo.

Y ahora, ya viejo
recuerdo tu nombre algunas tardes de lluvia
y a veces el latir de aquellos gritos
bailando bajo mis costillas.


noviembre 2011 / abril 2013

13 comentaris:

N ha dit...

Me ha encantado. La verdad es que me ha dejado un sentimiento de nostalgia. Tienes el don de saber como hacerlo para que nos sintamos identificados con tus escritos.
PD:¿Tengo el honor de ser la primera?
Un besín desde http://www.yellowprincess006.blogspot.com.es/

JOAN ha dit...

Hola N! Mil gracias por tus comentarios, son bonitos y eso siempre ayuda a seguir! Creo que si, has sido la primera (espero que de unos cuantos comentarios ;P)

Un abrazo fuerte!

Gabriela Garcia Sanchez ha dit...

Joan:
Hermoso poema. Es como un Cortázar que quedó en París sin La Maga, prendido a una botella de ron. Perdón por mi analogía.

Petons

P.D: Me gusta tu remera del Che

Gabriela

mig ha dit...

Muy bueno el poema, muy buena tu remera

Marina Morell ha dit...

Joan, simplement genial. M'ho imaginava mentres llegia! I el millor, després d'haver-te anat a escoltar en directe, l'he llegit amb la teva veu i la teva entonació, i encara m'ha agradat més!

M'ha encantat, de debò!


Molts petons!

Anònim ha dit...

No me he podido resistir a mañana, me ha entrado la prisa por leerte, creo que de otra manera, esta noche no habría dormido¡¡¡. Y ahora, después de leerlo, me has abierto la mente al sueño, al viaje a las calles de París, a cómo crecen los colores entre tanto gris, como el amor o la pasión pasajera, o en definitiva, dos cuerpos que se encuentran y se entregan hasta el alma, pueden inundarlo todo de esperanza, sin que el paso del tiempo pueda arrugar ni marchitar esos instantes. Me has recordado mucho a Rodolfo. Enhorabuena, es genial... aunque hayas tardado dos años en terminarlo. Jajajaj, es broma. Besos de P

Mar ha dit...

Pf, hace tiempo que no leía algo tan bonito y tan bueno.Ahora tendría que estar estudiando, y aún así me quedaré por aquí un rato a releerlo. Jo, y me encantaría escucharte recitando algún poema. ¿Tienes algo grabado? Yo iría a Barcelona encantada, que conste. Jaja.
Sigue así. ¡Besitos!

Miquel Cubero ha dit...

Hey Joan... La veritat és que m'ha encantat, ja t'he dit molts cops com m'agrada la forma que tens de transformar i crear mons amb les teves paraules... Un mestre! Una abraçada!

Miquel

luna ha dit...

ERAS MI REVOLUCIÓN...
creo que no tengo nada más que decir :-)
bueno, muy bueno... si señor!!!

VivianS ha dit...

Siempre habrá alguna receta, siempre habrá una solución, siempre habrán revoluciones interiores, e iremos creciendo.
Los versos son caprichosos y tienen a hurgar en los rincones, pero París sigue ahí, a la espera.
La foto es bella, la remera tiene “glamour”…¿El Che? Me lo reservo, tal vez lo asocio a Fidel Castro, pero es un lado cubano que puede ser “no objetivo“.
Un beso.
Siempre se le estima por acá.

Cristina ha dit...

Un poema que se lee y se siente tan real, como como la vida misma. Tu manera de trasmitir lo "revolucionaria" que también puede ser una historia amor es maravillosa.
Mil gracias por la vista, te dejo un fuerte abrazo!

Emanuel Aquino ha dit...

que bueno volver y saber que la magia de tus letras siguen intactas, te felicito!

Anabella Macció ha dit...

Hola, Joan, he vuelto a tu blog, a mi blog, a la vida entre letras, amores, nostalgias, pasiones. A veces es necesario volver y encontrar palabras bellas como estas. Parte de la vida nos atrapa en una rutina en la que parece no haber espacio para las palabras y las reflexiones pero cuando uno menos se da cuenta aparece de nuevo de este lado de la vida, del lado de las emociones, del lado de lo único cierto que tiene el vivir. Beso.