dimarts, 17 de setembre de 2013

PRINCESAS Y POETAS


El metro va más lento que nunca
y me acompaña la sensación de siempre
de hacerlo todo mal.

Ya no bailan las musas en tu cama
ni mis besos te conquistan el alma.
La pasión siempre se quedaba tras la puerta,
nunca se colaba en la habitación.
Ganó la rutina la partida
y tal vez sea hora de dejarlo todo atrás.

La vida de princesas no es apta para poetas,
hay demasiado azúcar
y el dolor duerme bajo la alfombra.

Y en algún lugar esperará un efímero sueño,
tú te dormirás en el nido de donde jamás volarás
y yo andaré por esos caminos que no van a ningún lugar.
Con la maleta cargada y el corazón vacío,
con el recuerdo del viejo gato
y esa canción a la que siempre cambio la letra.

Quizá sea el momento de aprender bien el cuento,
y aunque ya no queden maestros en quienes confiar
hay lecciones que jamás se deben olvidar.


6 de setiembre de 2013

14 comentaris:

Omar enletrasarte ha dit...

una creación resaltable,
gracias por compartir
saludos para vos

La chica de los chicles ha dit...

Mejor cuentos de poetas que cuentos de princesas.
Escribes divinamente.

Alba Rubio ha dit...

Nos preguntan a dónde fue la dulzura después de habernos corrompido.

Marina Morell ha dit...

Que gran, Joan!

Molt, molt bo. Em quedo amb: "y esa canción a la que siempre cambio la letra".

Molts petons desde El ruido que deja el silencio.

N ha dit...

Como de costumbre tus poemas me dejan sin palabras.
Creo que es con uno de los que me he sentido más identificada.
Me quedo con:
"Ganó la rutina la partida
y tal vez sea hora de dejarlo todo atrás"

¡Un besín!

ele* ha dit...

genial aquest poema. Hi ha lliçons que mai es tenen que oblidar, n'hi ha que mai deixen fer-ho. Les princeses sempre fereixen als poetes (en algun moment). :)

Karu ha dit...

Me quedo con el "hay lecciones que jamás se deben olvidar" muy buenoo. Te dejo un beso grande, me quedo leyendote!

luna ha dit...

increible, sincero y real como las mañanas lentas de los lunes rutinarios.
felicidades por tus creaciones que nos acompañan en nuestras vidas agitadas.

^^

Anònim ha dit...

Un texto muy completo, hablas de tantas cosas en tan pocas líneas que hasta me asusta la capacidad de resumen y de transmisión que se aprecia, derrota,realidad, mirada hacia adelante, melancolía y un cariñoso guiño a tu compañero de sofá. Como siempre, increíble. Abrazos Joan. P

Natalia ha dit...

de la experiencia se aprende,
de la rutina, nos destruimos.
Es mejor construir, como sea desde donde sea, con quien sea,
solo construir. Besos

Isa Motos. ha dit...

"tú te dormirás en el nido de donde jamás volarás y yo andaré por esos caminos que no van a ningún lugar."

Guau.
Impresionante el poema, en serio. ¡Tienes una manera de describir las relaciones que me encanta! Espero que la princesa despierte alguna vez de su dulce letargo y el poeta encuentre algún camino de certidumbre... ¡si es que es eso posible! ;)

Por cierto, respecto al comentario que me dejaste en el blog, te dejé un privado en la página en facebook del Taller pensando que lo verías antes que si te comentaba por aquí, pero vaya, que por supuesto puedes leer mi entrada en tu próximo recital, citando la procedencia y eso. ¡La verdad es que me hizo muchísima ilusión cuando lo leí! :D :D

¡Un abrazo muy fuerte desde Granada! :)

VivianS ha dit...

Yo espero, sí, que esto sólo sea una poesía sino no me voy a contener y como buena Celestina empezaré a tratar de remendar trapitos ajenos (sonrío)
La culpa (llamémosla así) siempre es compartida, y el gato es uno solo, así que hay que tratar de salvar el cuento para darle un final feliz. Dime que es sólo una inspiración, por favor.
¿Y quién soy yo para meter la cuchara? Pues, pues (reflexiono) ¿Quién soy? Jaja. Es que me da miedo que sea real.
No sé, no sé, te mando un besote!
Volveré.

Carlos ha dit...

Amigo.....para mi, tu mejor poesía. Llega al alma, la aprieta un rato y allí se queda para siempre.

Carlos ha dit...

Amigo.....para mi, tu mejor poesía. Llega al alma, la aprieta un rato y allí se queda para siempre.