dimarts, 17 de juny de 2014

A VECES

Después de un tiempo largo sin estar en el blog, vuelvo con un poema titulado "A VECES", muy personal y un poco triste. A ver que os parece!!

Mi corazón no late desbocado
desde ese verano en Budapest;
mi última sonrisa
data del pasado mes de abril
e intento dormir poco
para no soñar en cosas
que ya no están al despertar.

De vez en cuando me subo ahí arriba
y ante los focos recito unos versos,
recibo algún aplauso al bajar
y la magia se vuelve a guardar en el cajón.
Después vuelven las recaídas,
los lunes de sangre irremediable.

A veces dudo
si sentirse diferente es una opción
o algo inevitable.
A veces dudo de ser el cuerdo,
o el tipo más loco del lugar.

Mayo y su luz brillan en el cielo,
los campos verdes gritan su belleza
y a lo mejor es cierto que todo es posible
pero yo estoy detrás de una ventana
y aquí dentro nada huele a felicidad.


Mayo 2014

13 comentaris:

Marina Morell ha dit...

Se't trobava a faltar per aquí. Un text trist, però molt sentit.

Petons :)

TheWickedNightmare ha dit...

Rompe la ventana con todas esas ganas...

Anònim ha dit...

Hola Joan¡¡, un poco triste, como bien anunciabas, pero con retazos de esperanza y de ilusión.Quizá siempre nos falta algo para tener la felicidad completa, la constante búsqueda, pero hay cosas que desbocan tu corazón... tus versos, tus aplausos (a ver si puedo darte algunos) y quizá es hora de hacer otro viaje... Besos de P.

Oski ha dit...

Poca gente entenderá esa sensación de ausencia que se queda tras subir a un escenario y rememorar cosas que ya pasaron.

En lo que a mi respecta (curioso que un poema que no habla de ti te toque cerca) has dado en el clavo describiendo esa sensación.

Salud y abrazos.

Isa Motos. ha dit...

Es cierto, Joan, es un poema muy personal y un poco triste, ¿pero cuándo la poesía no lo es?

Y, lo bueno de las ventanas, es que siempre, cuando uno se cansa de mirar tras el cristal, puede abrirlas y dejar que se airee...
Como de costumbre, un placer que te dejes caer por estos lares!

Elena ha dit...

uy! esa sensación de vacío.


Pero quedó luego de...

Me pregunto... ha debido valer la pena ¿?


Saludos.

Algún día dejaremos de tener palabras para referirnos al recuerdo, algún día, uno lejano...

Saludos, y bueno recupera tu sonrisa.

Sgroya P ha dit...

A veces dudo de ser el cuerdo,o el tipo más loco del lugar.. esa sensación la conozco, mi querido amigo..
Besoss!!

Alba Rubio ha dit...

Algún día probaré a subir para sentir el vacío de otra forma.

luna ha dit...

e intento dormir poco
para no soñar en cosas
que ya no están al despertar.
yo personalmente me quedo con esta GRAN frase.
besos

Carlos ha dit...

Es cierto, tal vez, al final todo sea posible.

un poema maravilloso. A la altura de los grandes.
nos vemos amigo

N ha dit...

Un poco triste, pero como bien han dicho muchos: muy sincero.
Todos hemos tenido temporadas en que lo peor de dormir, era soñar aquello que no puedes tener cuando despiertas.

¡Un abrazo!

Sgroya P ha dit...

Como admiradora que soy de tus letras, se que con ellas, lo puedes conseguir todo…o casi todo, y como lo cortés, no quita lo valiente, hoy, me has emocionado.
Besosss!!

Anabel Ardilla ha dit...

Te he descubierto hoy danzando un poco entre blogs...me encanta!!

Te invito a que pases por mi hueco!

http://retalesdeases.blogspot.com.es/