dissabte, 27 de març de 2010

EL SALT DEL GRILL


Les persones com jo sovint contem els dies grisos, potser per tenir grans somnis encadenats als peus o per les pors que ens atormenten, però potser per això valorem tant els dies en que surt el sol. I el dia en que et vaig conèixer va ser un d’aquests, un d’aquests en que el sol et cega la mirada després de tants dies foscos i tapats.


Potser perquè els dos creiem en la poesia, perquè creiem més en la gent que en els aparells com a motors del canvi social o perquè els dos valorem la natura com quelcom pròxim, familiar, important. No sé molt bé perquè, segur que eren un cúmul de coses , el fet és que vam connectar.

Però avui de la teva boca han nascut paraules de comiat, eren un “fins la pròxima”, però definitives d’un projecte.


Toca fer un pas endavant, agafar aire pur, seguir creient en el futur, alimentar de nou somnis cansats. És el que toca, no ho nego, no ho recrimino, és el que et mereixes, és el que t’has guanyat i m’alegra moltíssim. Però no puc negar que la notícia, mentre l’assimilava, m’ha causat necessitat d’abandó, de rendició, la mateixa de quan un soldat perd un company a mitja batalla. M’he sentit sol lluitant contra el món, potser tal i com estava abans de la teva arribada, sent un David indefens contra Goliard.


I ara tocarà secar els ulls, valorar tot el que m’has regalat, que no és poc, inclou la definició d’amistat i a les acaballes una nova i dolça esperança. Espero i crec que el teu salt et farà somriure i saps que allà estaré sempre. No et puc dir res més que gràcies, un sincer gràcies amic.


26 de març de 2010

3 comentaris:

Mario Álvarez ha dit...

Empezaré diciendo, lo difícil que se me hace regresar a casa, abrir el ordenador y leer cosas tan preciosas como cada palabra escrita hoy por ti en el blog. No sé que decirte, por eso prefiero guardarlas, donde todo lo que merece la pena se debe guardar. Ese lugar es el alma.

Te puedo decir infinitas cosas que has compartido conmigo y que recordaré siempre. Podría decirlo en persona, pero como a buenos románticos de la palabra, se nos da mejor escribir.

Gracias de corazón, por hacerme saber la maravillosa aventura que he sido para ti. Tu para mi, has sido un mundo sin limites.

Sé, que tus palabras son sinceras, y eso me emociona mucho más. Lo más importante, es saber el capital humano que mis días han ganado en un año. Y todo lo que me llevo y que es imborrable. Por eso, podría agradecerte los momentos que si la vida me permitiese me gustaría vivir de nuevo. Podría señalarte con precisión el momento en que nació aquel proyecto que ideaste y confiaste en mi para ayudarte a verlo convertido en realidad. Lo genial que me has hecho sentir, escuchando con atención, las no siempre buenas ideas. Podría agradecerte cada sueño que me has invitado a soñar. Cada secreto compartido. Cada Fanta confesada. Cada enfado contenido.

Podrías retenerme, sabes que tienes ese poder. Pero te agradezco dejarme volar, sabes mi complejo de globo. Y eso me hace respetarte más. Podría darte infinitos abrazos, por cada vez que tú has extendido los tuyos para sacarme de mis días grises y nublados. Me has entendido a la perfección, tanto que a veces ni valía la pena hablar. Eres grande y espero que todos los caminos se tracen para llevarte lejos, por lo menos, hasta donde decidas llegar. Jamás te rindas, jamás dejes de ser tu mismo.

Puedo decirte todo lo que me has enseñado de una forma tan generosa y autentica, como solo tú sabes hacer. Podría estar escribiendo años, pero prefiero a partir de ahora llevarme lo que más me interesa de ese poeta rojo, soñador y con fe ciega en el amor; el Joan amigo, el Joan confidente, el Joan compañero…

Te llevo conmigo. Tú sabes donde encontrarme, siempre.

Te quiere, tu amigo.

Pilu Mut Vaquer ha dit...

Ambos me habéis emocionado muchísimo con las palabras tan hermosas que os dirigíis, lo mejor de todo, es que sé que son de corazón.
Grandes, sois muy grandes los dos =)

luna ha dit...

ostres companys m'heu emocionat amb els vostres acomiadaments!!!
Bè, mentre m'aixugo les llagrimes dels ulls no em queda res més a dir que un fins molt aviat Mario!!!

I deixa'm confesar-te un petit secret: omplies de llum el local del carrer Junta de comerç :-)

Molta sort company!!