divendres, 16 de desembre de 2011

Y DEBÍA SER UN POEMA DE AFECTO


Estoy cansado de tener que tomar siempre parte,
de soportar cadenas de otros muertos
y dejar huellas de sangre andando por la ciudad.

Quizá no estaba preparado para esto,
a los cuentos siempre les pierde su final,
y tu mirada resuelve el fin con extrema sinceridad.

Hoy no tengo fe para dar rienda suelta al plástico,
saliendo a comprar objetos para alimentar tantos vacíos,
he decidido matar tanta mentira y hablar claro al espejo.

Nos pintaron de rosa un cielo lleno de podredumbre,
sellaron cada costura para evitar la filtración de mierda
y ahora que abandonamos los pañales siguen sin vendernos verdad.

No hay cortinas ni apuntadores,
pero cabe reconocer que el teatro fue de altura,
contratistas de sonrisas escondiendo el murmullo del gris.

Me senté delante del teclado para escribir de amor,
pero hoy el día me ha vencido, mañana prometo ser mejor
aunque será batalla complicada si tus brazos no rodean mi cuerpo.


Prométeme sin más aquello que me puedas regalar,
agarra fuerte mi mano y rescátame con tus alas voladoras,
que en tardes como esta sólo tu luz puede salvarme.




15 de diciembre de 2011

10 comentaris:

maría ha dit...

Gracias por tu comentario, la verdad es que alegra ver que alguien pasa por mi rinconcito como tú dices. Te he estado leyendo y me ha impresionado tu manera de escribir, me recuerda a la de alguien que conozco y ha sido como leer a un amigo, así que me dejaré caer por aquí a menudo :)

Iréz ha dit...

"contratistas de sonrisas escondiendo el murmullo del gris."

me quedo con esta frase :)

Dcamps ha dit...

Hay personas que nos rescatan, como también hay días que duelen inmensamente en el alma.

David C. ha dit...

siempre es bueno que nos prometan en las medidas de sus posibilidades. reflexivo poema.

Dcamps ha dit...

no me digas que compartimos apellido. yo estoy del otro lado del océano pero la familia viene de Barcelona. Y mi padre se llama Joan (pero aquí le pusieron Juan).

Abrazos intercontinentales! estaremos en contacto

Iréz ha dit...

No tiene nada que ver con tu escrito, pero no puedo contener las ganas de decírtelo.

Mirando tu perfil del blogger, he visto que te gusta la tostadora valiente !! Magnifico !! Y yo creía que era la única persona que se acordaba de esa película...que grande (la tengo en vhs^^) jaja.

Por cierto, el placer es mío. Y claro que nos seguimos, yo al menos a ti sí ;)

Anabella ha dit...

La vida, teatro infinito, plagado de actores necesarios y extras prescindibles, colmado de escenas que actuaremos y otras que solo observaremos entre bambalinas; la vida, teatro infinito en que cada uno aprende a ser el protagonista de su mejor rol.
Besos y gracias x tus visitas a mi blog! Un honor!

Carlos ha dit...

Un cop més venir visitart es reconfortant i meravellós. M'agrada aquest poema, m'agrada tot i no ser d'amor. O potser precisament per això. Una abraçada amic

luna ha dit...

supongo q ver crecer el agujero desde la habitación de al lado me hace complice de demasiados grises. Simplement cal obrir la finestra i mirar cap a fora!

:-)

JOAN ha dit...

Muchas gracias por todos los comentarios, dais vida a este pequeño taller situado entre Barcelona i Granollers, i además le dais aires del mundo, cosa q lo enriquece enormemente!! En realidad sois uno de los motivos que me impulsan a escribir!!

Nos vamos siguiendo!